Periodista, editor. Estuvo cerca de los poetas del pueblo (Gonzalo Rose, Manuel Scorza, Gustavo Valcárcel y otros) en los años siguientes a la post segunda guerra mundial (1950 – 1956).

Fue redactor y colaborador del periódico Unidad, del Partido Comunista Peruano desde su fundación en 1956 y durante los años 1956 al 58.

Trabajó con el poeta Gustavo Valcárcel en el periódico Perú Popular en 1958.

Formó parte de la primera célula que empezó a entrenar para la guerrilla en los desiertos de Lima, con Guillermo Lobatón, Alfredo Verástegui, Juan Pablo Chang y Héctor Béjar en 1961.

Recibió entrenamiento militar en Cuba y fue cofundador del Ejército de Liberación Nacional en 1962. Se especializó en comunicaciones y trabajo clandestino.

Participó en las dos campañas del ELN: la primera en 1963 tratando de ingresar por las fronteras del oriente boliviano hacia el Perú; y la segunda, cuando participó en la organización de los grupos de apoyo a las guerrillas de 1965 en La Mar, Ayacucho.

Con Juan Pablo Chang, formó parte de la red clandestina del Ejército de Liberación Nacional en apoyo a la guerrilla desde 1965.

Como parte de las actividades revolucionarias del ELN, trabajó en la tercera campaña, integrándose al grupo urbano del Che en Bolivia en 1966 — 1967. A la muerte del Che fue detenido y pasó varios años en prisión hasta que fue liberado por la sublevación popular que llevó al poder a JJ Torres en 1970.

Retornó al Perú y mantuvo siempre su línea revolucionaria dentro del Ejército de Liberación Nacional.

Publicó durante muchos años la revista Autoeducación, dedicada a los problemas educativos del Perú desde el punto de vista de la educación liberadora de Paulo Freire.

Aparte de ser un revolucionario consecuente, modesto, desinteresado, fue un hombre de cultura extensa y depurada.